Con la fuerza de todos y todas: Anotarle un gol a las AFP, el reformismo y Piñera

“…La moderación es otra de las palabras que les gusta usar a los agentes de la colonia.  Son moderados todos los que tienen miedo o todos los que piensan traicionar de alguna forma. El pueblo no es de ninguna manera moderado.”

Ernesto Guevara, mensaje a las juventudes.

El carácter actual del capitalismo en Chile asume formas y expresiones que conforman parte fundamental y esencial de su sistema de explotación, dentro de ese marco es que las Administradoras de Fondo de Pensiones (AFP) representan de gran manera cómo el capitalismo y la dictadura instaló formas en que quiénes asumían los costos son las y los trabajadores en desmedro del empresariado y la clase dominante.

Es precisamente en esa línea que el movimiento No+AFP instala una trascendental lucha por la dignidad de las y los trabajadores desde dictadura, afronta en su génesis el deber de retomar las posiciones que nuestra clase en su conjunto perdió con el avance depredador y agonizante de la dictadura de Pinochet. Misma reivindicación que se enmarca en la ofensiva actual contra el patriarcado y la violencia de género que las mujeres como la disidencia sexual han trazado, haciendo el reconocimiento que son las AFP las que doblegan y propulsan la miseria, el saqueo y la violencia contra las mujeres y disidencia sexual, formas en que no sólo se entrecruza el robo de las AFP solamente sino este actúa en complicidad con la violencia que el patriarcado representa.

Bajo esas consideraciones es que la lucha por el fin de las AFP significa por tanto una ruptura esquemática en las posiciones económicas que la dictadura aseguró desde que instauró su régimen de tortura y muerte, de manera que la lucha contra el capitalismo y sus posiciones que los ideólogos de la dictadura en complicidad con los Estados Unidos impuso en Chile. Entender por tanto que frente a la actual situación geopolítica de Nuestra América corre riesgo, ya que ante la victoria de líderes reaccionarios como Jair Bolsonaro, quiénes son de la misma tradición golpista, fascista y capitalista, es que los pueblos de países como Brasil se enfrentan a una ofensiva similar a la Chilena, peligrando así su dignidad y el avance de modelos como el de las AFP.

Es importante pensar por tanto, cómo el movimiento No+AFP instala en el plano de la lucha pública la conquista de parcelas de dignidad para los trabajadores, inmigrantes, mujeres y disidencia sexual, reconociendo por tanto el largo camino que desde hace años viene tomando el movimiento y con ello el compromiso que la izquierda radical ha tomado con su movilización. Entender a su vez que las movilizaciones contra las AFP convocan a una multitud de iniciativas y conciencias que se arrojan frente a un mismo diagnóstico y que en sus momentos más álgidos ha logrado convocar a millones de personas en las calles.

Las movilizaciones masivas demostradas durante los años 2015 y 2017 evidencian a su vez la indignidad de nuestra clase ante la completa complicidad de los administradores del modelo y la transición por mantener un sistema que tenga en su centro las Administradoras de Fondo de Pensiones, por tanto mantener la movilización representa también denunciar que la clase dominante en el poder desde la Concertación/Nueva Mayoría de Bachelet hasta la Alianza de Piñera, todos han sido cómplices y guardianes de las AFP. Son los mismos sueldos que ellos, desde el reformismo hasta la reacción se ha consolidado en desmedro de nuestra clase, los sueldos como los viáticos que mensualmente usufructúan los parlamentarios representan una agresión contra la miseria en que el capitalismo tiene ensimismada a nuestra clase.

Por eso es que como Juventud Revolucionaria Ernesto Guevara hemos asumido que es vital asumir un rol fundamental dentro del movimiento No+AFP, inclusive desde sus niveles más básicos, reconociendo la importancia de la movilización y la agitación. Asumimos el carácter urgente que esta misma reivindicación tiene para una significativa parte de las y los adultos mayores, quiénes conforman parte de nuestra clase y que además de ser parte del ciclo productivo de explotación capitalista, además son víctimas del arrollador saqueo de las AFP. Por eso es que entramos en el plano del cuestionamiento ante la mantención del sistema de pensiones y su existencia, somos críticos a las soluciones por parlamento pero no ignoramos las necesarias mejoras que las y los trabajadores necesitan construir en el contexto de la construcción de su dignidad, por ello creemos que la Iniciativa Popular de Ley NO+AFP sólo representa un primer paso ante la profundidad de la conquista de la dignidad de la clase.

En ese mismo sentido, identificamos que las motivaciones orientadas hacia el reformismo en última instancia representan una forma de obstaculizar y amortiguar la lucha contra el patrimonio que la dictadura construyó durante años en desmedro de tortura y asesinatos contra la clase y las organizaciones de izquierda. Que frente a la historia práctica del movimiento confiamos en los procesos de lucha en que las masas se ponen contra la indiferencia del Estado y la clase dominante. Así mismo, que los plebiscitos están circunscritos en planos de la lucha más grande y que durante el movimiento NO+AFP el 2016 demostró ser parte de esos planos de lucha. La experiencia de paros nacionales como el del 4 de noviembre hacen posible experimentar como la clase alcanza niveles de conciencia en que la lucha supera el umbral de la masividad y asume una nueva forma (sin superponerla) de la lucha radical.

Por eso que ante una nueva jornada de manifestación contra el modelo de pensiones, nuestra posición no concluye por conciliar, definimos en ese sentido, que esa reivindicación no es tan sólo por una política pública amigable al capitalismo y la herencia de la dictadura, sino que conforma parte de la conciencia que se instala por luchar contra estos mismos. Nuestro compromiso es porque el Movimiento NO+AFP al igual que todos los movimientos que se han conformado en pro de reconquistar la dignidad de las mujeres, trabajadoras, inmigrantes, estudiantes, mapuches, etc conformen una punta de lanza contra Piñera y la clase dominante.

¡Conciliar es traicionar! ¡A meterle un gol a las AFP, el reformismo y Piñera! ¡Las AFP deben morir para que podamos vivir!

Dirección Nacional JREG

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *