¡Somos fuerza de trabajo, somos motor de victoria! 1° Mayo clasista y combativo

Este primero de mayo nuevamente se conmemora internacionalmente el día internacional de las y los trabajadores, recordándonos el fatídico escenario de los Mártires de Chicago. A nivel mundial, este día nos enuncia la historia del movimiento obrero y su lucha por la dignidad de sus propias vidas, planteándose además no sólo las conquistas de pequeñas victorias, sino la propia necesidad de los trabajadores por la conquista de una nueva sociedad que supere y aplaste el capitalismo. Así que este día no sólo se trata de mirar el pasado celebrando las victorias del movimiento sindical, obrero y revolucionario. Sino que nos evidencia los desafíos y necesidades de los trabajadores con el presente y hacia el futuro, hacia la construcción de una nueva sociedad.

Aquí en Chile el proceso de organización obrera fue importante, desde el el surgimiento del POS articulado por Recabarren en busca de la conquista del socialismo, el desarrollo de la unidad de los trabajadores en la CUT, hasta la articulación independiente y consciente de los cordones industriales que constituyeron el poder popular, se desarrolló y profundizó la consciencia de clase a tal punto que el socialismo era más que un quimera, sino una construcción heroica. Pero tras 20 años de dictaduras y 20 más de gobiernos que profundizaron el sistema económico liberal, las instituciones como la CUT, se han anquilosado con sus propias burocracias perdiendo sus capacidades dinamizadoras de la lucha de clase, convirtiéndose en un aparato que resguarda los intereses de sus direcciones partidarias. Traicionando así, el objetivo primario de su propia fundación, la conquista de una sociedad sin clases.

Es así que, en el momento actual las condiciones laborales de los trabajadores a nivel mundial y local se ven cada vez más pauperizados, las legislaciones laborales, son cada vez más insuficientes y el capital profundiza su ofensiva contra el trabajo y los trabajadores. Más y más trabajadores pasan a ser parte de ese ejército de trabajadores sin seguridad laboral, ni social, arrojados a la terciarización o al trabajo no legal. En toda nuestra américa observamos a un sinfín de hombres y mujeres arrojados a la sobrevivencia disfrazada de trabajo independiente. El vendedor ambulante o el trabajador de plataforma digitales son expresión de estas condiciones, trabajadores sin ninguna seguridad legal, trabajadores sin ningún derecho sindical.

El trabajo, como condición inherente del ser humano, es expresión concreta de su capacidad creativa, y esta capacidad es enajenada y alienada por el capital y la burguesía. Esta condición tan importante para hombres y mujeres se ha reconocido sólo para un género y un tipo de trabajo, obviando muchas expresiones del trabajo humano. Históricamente el movimiento obrero se ha basado en una figura particular conocida como el obrero tradicional con casco y overol. Es importante destacar que para nuestra organización, las condiciones de precariedad no sólo afectan a este tipo de trabajador. La mujer como sostén del trabajo doméstico, es una de las expresiones que mejor describe el problema del trabajo en el capitalismo, pues siendo una condición necesaria para la reproducción del propio obrero, este carece de toda remuneración y seguridad. Es así que llamamos este primero de mayo a reconocer estos otros tipos de trabajo dándole su rol estratégico e importancia social que merecen.

Por esto, es que llamamos a marchar este 1ro de mayo junto a la Central Clasista de Trabajadores y trabajadoras, como también del conjunto de organizaciones políticas y sindicatos que hacen de la convocatoria, una jornada clasista y combativa.

¡Somos fuerza de trabajo, somos motor de victoria!

¡Todo el pueblo trabajador al combate!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *